El cierre de iDental deja en la estacada a miles de pacientes en Málaga

El cierre de las clínicas iDental era temido desde hace meses. El chorreo de denuncias de clientes y colegios de odontólogos por mala praxis y el impago de sueldos a sus trabajadores eran pistas suficientes para suponer que el futuro de esta cadena no pintaba bien. Esta semana, los malos augurios se han confirmado con el cierre en cadena de numerosos establecimientos de esta compañía a lo largo del país, incluido el de Málaga, que llevaba funcionando desde mediados de 2016. Una clausura que no se sabe si es temporal o definitiva y cuyo motivo no ha sido explicado por la compañía, más allá del cartel que lleva colgado en la puerta del centro malagueño desde el lunes: «Por causas ajenas a los trabajadores de la clínica, para garantizar nuestra seguridad y la de los pacientes, la clínica permanecerá cerrada hasta nuevo aviso».

Seguir leyendo en SUR