Dentistas andaluces apuestan por la regulación del excedente de dentistas tras los datos del INE

  •  Según el Instituto de Estadística (INE), en España ya hay 37.787 dentistas colegiados, 4.501 más que en 2014. De ellos, 5.919 están colegiados en Andalucía.
  •  La  recomendación de la Organización Mundial de la Salud es que tiene que haber un dentista por cada 3.500 ciudadanos, siendo en Andalucía la ratio de un dentista por cada 1250 habitantes.
     

El Consejo Andaluz de Dentistas sigue apostando por la implantación de un númerus clausus en odontología para limitar el excedente de dentistas que hay en la actualidad tras conocer los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que destacan que en España ya hay 37.787 dentistas colegiados, 4.501 más que en 2014. Concretamente, de 2017 a 2018, el incremento fue del 3%.

Del total de dentistas colegiados en nuestro país, 5.919 lo están en Andalucía: en Almería, 375; Cádiz, 708; Córdoba, 437; Granada, 831; Huelva, 252; Jaén, 381; Málaga, 1.246, y Sevilla 1.689.

Tal y como se ha pedido en numerosas ocasiones desde el Consejo Andaluz de Dentistas, es necesario regular el excedente de dentistas que salen de las facultades de odontología, lo que está llevando a una mayor precariedad laboral de la profesión. Éste es uno de los principales puntos abordados en los últimos años con la Administración regional y también en las recientes reuniones mantenidas con el nuevo equipo de gobierno andaluz.

Nuestro presidente, el Dr. Luis Cáceres, destaca que este exceso de dentistas no puede ser asumido por el mercado laboral y desencadena la precariedad laboral.

En ese sentido, los datos publicados reflejan que el 60,7% de los dentistas colegiados tiene menos de 45 años; el 33,6%, entre 45 y 64 años; y el 5,7%, más de 65. Además, el 56,3%, son mujeres.

Nuestro  país, con muchos menos habitantes que Italia, Francia y Reino Unido, egresa al mercado un número mayor de dentistas. De hecho, superamos con creces la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de que tiene que haber un dentista por cada 3.500 ciudadanos”, siendo en Andalucía la ratio de un dentista por cada 1250 habitantes.

Luis Cáceres determina que el exceso de dentistas también propicia que los jóvenes recién graduados sean contratados en condiciones precarias o que se favorezca el subempleo y los falsos autónomos. Finalmente, muchos de los recién egresados optan por salir de España para poder trabajar.

En muchas ocasiones, estos jóvenes dentistas caen en manos de empresarios dueños de las clínicas dentales, que los contratan priorizando sus beneficios económicos sobre la atención odontológica ética y de calidad al servicio de los ciudadanos, por lo que la competencia feroz también puede disminuir la calidad asistencial de los tratamientos. Es, por ello, que desde el Consejo Andaluz siempre se ha defendido también que, al menos, el 51% del capital de una clínica dental pertenezca a un dentista.