Condenado por intrusismo profesional un protésico dental en Sevilla a pagar una multa de 2.160 euros

Un Juzgado de lo Penal de Sevilla ha condenado a un protésico dental a pagar una multa de 2.160 euros por un delito de intrusismo profesional tras quedar demostrado que realizó tratamientos dentales a varias personas, pese a que su titulación le impide actuar en boca de los pacientes.

Según relata la sentencia, queda probado que, a una de las pacientes, "sin que ningún dentista la prescribiera, le realizó una prótesis superior e inferior, para lo cual la exploró en su laboratorio y tras el diagnóstico, le inició un tratamiento rehabilitador de su boca mediante prótesis dentales al carecer de la mayoría de las piezas".

También destaca el juez que "para ello tomó impresiones y, tras la fabricar la prótesis, la colocó y adaptó en su boca", funciones todas ellas específicas de los dentistas, odontólogos y médicos estomatólogos.

A otra paciente, sin que ningún médico se la prescribiera, "la exploró y diagnosticó la necesidad de una férula de descarga".

El Colegio de Dentistas de Sevilla, al igual que el Consejo Andaluz, valora la condena por ser un paso más para alcanzar una asistencia sanitaria odontológica adecuada y de calidad, luchando de forma eficiente, ejemplar y decisiva contra aquellos protésicos dentales que ejercen la Odontología sin tener la formación, las competencias y las capacidades legales necesarias.

No obstante, desde la organización colegial se exige el endurecimiento de las penas puestas por este tipo de delitos, ya que por el momento no es suficiente para reducir el elevado número de infracciones que se producen en el ámbito de la Odontología.