Condenado en Jaén un protésico dental miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Protésicos de Andalucía

  •  El acusado, delegado en Jaén del Colegio de Protésicos Dentales de Andalucía, “recibía a pacientes en su propio laboratorio, realizando injerencias en la boca de los clientes”.
  •  Tendrá que pagar una multa de 2.400 euros y las costas procesales.

Sevilla, 24 de octubre 2018.-  El Juzgado de lo Penal nº 2 de Jaén ha condenado a uno de los miembros de la Junta de Gobierno del Colegio Profesional de Protésicos Dentales de Andalucía, delegado en Jaén de este órgano colegial, por un delito de intrusismo profesional.
Según dicta la sentencia, entre los años 2015 y 2016, el acusado recibía a pacientes en su propio laboratorio, realizando “injerencias en la boca de los clientes”, como implantaciones de prótesis removibles y toma de medidas, así como impresiones para su fabricación, careciendo de la titulación necesaria. Ante estos hechos, el Colegio Oficial de Dentistas de Jaén se personó como acusación particular en el procedimiento, ya que los hechos relatados son constitutivos de un delito de intrusismo profesional, puesto que el acusado es protésico dental y no posee la titulación académica oficial requerida para realizar las acciones antes citadas.

El fallo del Juez condena al acusado a una pena de “18 meses de multa a razón de una cuota diaria de 10 euros y al pago de las costas procesales”. La sentencia no es firme y cabe interponer recurso de apelación contra la misma.

Desde el Consejo Andaluz de Dentistas, al igual que desde todos y cada uno de los colegios provinciales que lo componen, se sigue trabajando por evitar este tipo de delitos que pone en peligro la salud de los pacientes. Es, por ello, que el presidente del Consejo Andaluz, Luis Cáceres, considera que las multas para este tipo de infracciones son muy leves, a tenor de los graves daños que se pueden llegar a ocasionar. Por ese motivo, reivindica el endurecimiento de las penas para los delitos de intrusismo profesional con el fin de que tengan un carácter realmente disuasorio y de proteger mejor la salud de la población.

En ese sentido, el doctor Cáceres quiere recordar a la población que el dentista es el único profesional para restablecer y tratar la salud bucodental y que los protésicos dentales no están ni académicamente preparados ni legalmente capacitados para tocar en boca de los pacientes.

Es, por ello, que desde el Consejo Andaluz se valora la condena por ser un paso más para alcanzar una asistencia sanitaria odontológica adecuada y de calidad, luchando de forma eficiente, ejemplar y decisiva contra aquellos protésicos dentales que ejercen la Odontología sin tener la formación, las competencias y las capacidades legales necesarias.